LA PULGA

Una pulga toda bronceada, estaba tomando sol en la playa,
cuando se acerca una pulga amiga toda muerta de frío.

“¿Qué te ha pasado por que vienes muerta de frío?”

“Te cuento: Como quería venir a la playa,
me subí en el bigote de  un motociclista, venía a 200 kms/H en la ruta,
y me hizo  pasar un frío terrible.”

“¡Pero tienes que hacer como yo!
Te escondes en el baño de  mujeres,
y cuando entre una, te subes a su ropa interior,
te acomodas en el vello de su entrepierna y viajarás calentita y segura todo el tiempo.”

En el fin de semana siguiente,
se vuelven a encontrar las pulguitas en la playa:
Una pulga toda bronceada y la otra muerta de frío:

“¿No hiciste lo que te recomendé?”

“Claro que sí. Me fuí al baño de mujeres, una joven se bajó la ropa interior.
Me subí, me  acomodé como tu digiste y como me sentí calentita me quedé dormida.”

“¿Y entonces que te pasó?”-

“¡No sé!  Cuando me desperté, estaba otra vez en el bigote del hijueputa motociclista volando a 200 kms/H…. ”